Historia

Los orígenes de esta viña se remontan al año 1951, fecha en que los dueños de la antigua Hacienda La Torina, resolvieron, por consejo de expertos franceses, plantar en las estribaciones de los cerros de Pichidegua, un viñedo con Cabernet Sauvignon. Las cepas fueron traídas especialmente de Europa, con el objetivo de aprovechar el clima especial del sector, las características del suelo y la singular exposición solar del lugar.

En 1992, Gonzalo Sánchez Rivas adquirió esta viña, que estaba semi abandonada, integrándola al Fundo Santa Carmen de La Torina. Con la asesoría de Ricardo Vial Cox, la viña se levantó y se puso en plena producción.

La uva se ha vendido a las más prestigiosas viñas del país, tales como Santa Rita, Valdivieso, Veramonte, Santa Helena, Montes S.A. y Santa Ema.

En el año 2000, decidimos explorar la posibilidad de dedicar un porcentaje de la producción a la elaboración de un vino propio, sabiendo que se contaba con una Uva de calidad premium, tanto por su origen como por su antigüedad.

Con este propósito construímos una bodega con todas sus instalaciones, maquinaria moderna para cumplir todo el ciclo de elaboración y crianza del vino, que se trabaja durante dos años antes de embotellarse. Tenemos dos salas de frío, una sala de barrica y cubas de diferentes tamaños que sirven el proceso. La bodega fue construída por especialistas en diseño adecuados a los objetivos de la empresa.


Es así como en el año 2001 salió la primera producción bajo el nombre de Viña La Torina, haciendo honor a la tierra a la que pertenece y que se llama así por don Mateo de Toro y Zambrano.

Hoy día Viña La Torina es propiedad de Gonzalo, Juan Enrique y María José Sánchez Serrano. Su presidente es Gonzalo Sánchez Serrano y su Vice Presidente Ejecutivo Don Gonzalo Sánchez Rivas.